Los 5 accidentes en el hogar más comunes

Nadie queda a salvo de poder ser víctima de los accidentes en el hogar porque son más comunes de lo que te puedes llegar a imaginar. Por esta razón, saber todos los entresijos de aquello que te puede ocurrir cuando menos te lo esperas te ayudará a tener ciertas medidas de prevención que disminuirán su impacto y, en muchos casos, los evitarán. Aunque parezca increíble, según FACUA, se produce un accidente de estas características cada 24 segundos. Entre los más frecuentes están las caídas. Y cómo curiosidad has de saber que la OMS (Organización Mundial de la Salud) los define como un «suceso no premeditado» que tiene un impacto porque, lógicamente, causa «un daño corporal identificable».

Todo sobre los accidentes en el hogar

Caídas, quemaduras, intoxicaciones o golpes ocupan los primeros puestos de los clásicos accidentes en el hogar. Incluso aquellos artículos que nos parecen inofensivos como los pequeños electrodomésticos o las planchas de la ropa pueden ser susceptibles de colocarlos en una tesitura incómoda que, finalmente, acabe en un daño físico o corporal. Una plancha para el pelo, agua hirviendo o una sartén. No hace falta buscar elementos complejos ni situaciones extraordinarias. Sin embargo, para evitar los accidentes en el hogar hay que prestar atención. Estos que te contamos a continuación son los más comunes.

1.- Cortes. Seguramente te has cortado más de una vez con un cuchillo o mientras abrías una lata de atún o de berberechos. Si no te ha ocurrido, aún es probable que vivas esta experiencia porque es una de las causas más frecuentes de accidentes en el hogar. Frente al riesgo que ya conoces, has de ser muy cuidadoso cuando manipules cualquier objeto que sea susceptible de causarte un daño. Piensa, por ejemplo, en navajas, vidrios o cuchillos. Todos estos objetos tienen que estar fuera del alcance de los niños y tú los debes de usar con responsabilidad.

Quizás te interesa:  Acciones sencillas que puedes hacer en casa para ahorrar

Resbalar es más fácil de lo que piensas

2.-Aceites. Estás en la cocina preparando uno de tus platos favoritos. Sin percatarte, cuando rocías el aceite sobre la comida, tienes un despiste y se cae al suelo. Lo que puede ocurrir si no estás al tanto es una caída causada por un resbalón al pisar el aceite. O, al intentar evitar la caída, te puedes apoyar con fuerza sobre alguna superficie y hacer un mal movimiento que te cause una lesión. Otro escenario muy frecuente y que puede provocar una caída o un resbalón es cuando estás limpiando  los suelos y aplicadas o aceites o materiales que pueden ser resbaladizos.

10 acciones que te haran ahorrar este verano

Zonas de riesgo

3.-Áreas peligrosas. Los accidentes en el hogar se pueden producir en cualquier parte de la casa. Sin embargo, hay zonas que acarrean más peligro que otras. Los suelos acabados de limpiar, las alfombras que no están bien extendidas o las escaleras. Todos estos espacios son comunes y de uso diario. Sin embargo, unas escaleras acabadas de limpiar pueden ser resbaladizas, una alfombra mal colocada puede provocar una caída. Tienes que advertir a las personas mayores y a los niños para que bajen por las escaleras cogidas del pasamanos y que bajen despacio. También es recomendable que revises las alfombras para que estén colocadas perfectamente.

Cuidado con los productos tóxicos

4.- Productos peligrosos. Los médicos del servicio de urgencias están acostumbrados a atender casos de personas que se han intoxicado porque han recibido los vapores de productos tóxicos como la lejía. E, incluso, de personas que han ingerido, por error, insecticidas o veneno para las ratas. Todos estos productos que son altamente tóxicos tienen que quedar lejos del alcance de los niños. Y cuando los manipules debes de ser consciente del potencial que tienen para que los uses con cuidado y con responsabilidad.

Quizás te interesa:  ¿Necesito contratar un seguro de segunda vivienda?

Enchufes y cables

5.-Electricidad. Los cables y los enchufes están presentes en el día a día de las personas. Y están tan integrados que suelen pasar desapercibidos. Sin embargo, un cable en mal estado o un enchufe que no has revisado con frecuencia pueden originar chispas y ser la causa de un incendio en el hogar. Un accidente en el hogar se puede producir si alguno de estos elementos está en contacto con el agua. Debes de ser cuidadoso con esto y cortar el flujo eléctrico, especialmente, si estás trabajando en una reparación o comprobando que todo está en orden.

Sentirte seguro

Estos ejemplos de accidentes en el hogar te sirven de muestra para que te percates de lo fácil que es vivir cualquiera de las situaciones descritas. Por esta razón, necesitas sentirse seguro. En esta línea, ASSA  dispone de diversas alternativas que ha diseñado para poder ofrecerte aquellos seguros para el hogar que se adapten a aquellos escenarios de tu vida en que, realmente, sean útiles para ti. Te invitamos a contactar con nosotros para ampliar esta información o a visitar nuestra página web. ¡Te esperamos! Nos encantará informarte y asesorarte sin ningún compromiso.

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h