Cómo afrontar el estrés laboral si eres autónomo

 

Afrontar el estrés laboral no es un reto sencillo. Y, aún menos, si eres autónomo. En este sentido, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) certifica que el estrés es una de las principales causas de la exposición de los trabajadores a riesgos psicosociales. Asimismo, se estima desde esta organización que, en la actualidad, se trata como un problema colectivo porque afecta a todos los trabajadores, independientemente, de su categoría profesional. Y, además, afecta a la salud física y mental. Y, por si esto fuera poco, desde esta entidad se alude a los datos de Eurostat que confirma que el estrés es el segundo problema de salud más frecuente en el ámbito laboral.

Afrontar el estrés laboral para sobrevivir

Lo primero y lo más importante es saber identificar el estrés. Así afrontar el estrés laboral no solo será más sencillo, sino que además resultará eficiente porque atacarás al enemigo en su punto débil. De hecho, podrás combatirlo. Los síntomas son diferentes en cada persona, pero, por lo general, tienen aspectos comunes. Desde el punto de vista físico puedes experimentar dolor de cabeza, de estómago o de espalda. También afecta a la calidad del sueño. Y puedes sufrir trastornos relacionados con el sueño.

Otro tipo de patologías que se presentan y que tienes que tener en cuenta para afrontar el estrés laboral son las relacionadas con el aparato digestivo, el respiratorio así como contracturas musculares, taquicardia, náuseas, obesidad y también sentir debilidad y fatiga. El estrés no solo tiene consecuencias físicas también afecta a la mente. Puedes experimentar durante este proceso falta de concentración, irritabilidad, miedo o sensaciones de obnubilación.

Todos estos síntomas derivan en un estado de ansiedad que eleva el cortisol o la adrenalina. Estas son las hormonas del estrés. Así, la consecuencia directa es que se debilita el sistema inmunológico. Una persona con el sistema inmune débil tiene más probabilidades de enfermar. Otra de las consecuencias de este estado de ansiedad es el aumento de los niveles de glucosa en sangre. Y esto puede ocasionar una diabetes. Además, la ansiedad puede afectar al ritmo cardíaco provocando accidentes cardiovasculares. En resumen, no es posible vivir durante mucho tiempo experimentando los efectos del estrés.

Quizás te interesa:  Cómo afrontar una situación de dependencia

Cómo afrontar el estrés laboral

Poner el freno y afrontar el estrés laboral implica adelantarse. Y eso se consigue teniendo claro cuáles son los síntomas y poner los mecanismos para frenar al estrés. Los escenarios descritos anteriormente son las señales que has de tener en cuenta. Las hay que son más evidentes y otras pasan más desapercibidas. En cualquier caso debes de estar alerta. Por ejemplo, si empiezas a sentir miedos con causa desconocida o tener la sensación de estar confuso debes de prestar atención.

10 acciones que te haran ahorrar este verano

En esta línea, no es difícil darte cuenta de que hay algo que está afectando a tu estado de ánimo. Si a ello le sumas problemas digestivos o taquicardias tienes dos claros indicios de que, probablemente, estás atravesando una situación de estrés. En este contexto, deberás de analizar si las circunstancias relacionadas con tu actividad laboral tienen relación directa con estas emociones y con el impacto que tienen en tu cuerpo.

Diagnóstico temprano

Una nueva situación puede desencadenar que te enfrentes al reto de afrontar el estrés laboral. Así, debes de reconocer esos factores que te desgastan para poder reducir tus niveles de estrés. De esa forma, serás más eficiente, recuperarás tu creatividad y crearás vínculos personales más satisfactorios para ti y para las personas que te rodean. Además, estarás más receptivo y tendrás una mayor capacidad de aprendizaje.

Aprende a hacer un diagnóstico para saber si estás estresado. Pregúntate si trabajas muchas horas durante mucho tiempo. ¿Tienes necesidad de cambiar tu horario de trabajo? ¿Tienes poco tiempo libre? ¿Necesitas estar muy concentrado para trabajar? ¿Estás en riesgo de cometer errores graves? ¿Al acabar la jornada laboral estás muy fatigado? ¿Notas que tus clientes se enfadan con facilidad? ¿Crees que el éxito de tu negocio depende, exclusivamente, de ti? ¿Cambiarías tu puesto de trabajo si pudieras?

Quizás te interesa:  Chat médico en los seguros de salud: ¿Qué ventajas te ofrece?

Si has contestado de forma afirmativa a más de tres preguntas, te enfrentas a una situación laboral estresante. Por tanto, has de afrontar la situación a la que te enfrentas y poner todos los medios que estén a tu alcance para impedir que el estrés haga mella en tu salud física y mental. Un diagnóstico temprano servirá para que evites las consecuencias nefastas del estrés laboral. Merece la pena intentarlo. ¿No crees?

Te damos un respiro

No podemos hacer tu trabajo, pero sí que vamos a conseguir darte un respiro. Para ello, el equipo de profesionales de ASSA ha creado una línea de seguros pensada específicamente para cubrir tus necesidades laborales y de salud. Se trata de nuestros seguros para autónomos. Visita nuestra página web para más información y no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de informarte sin ningún compromiso. ¡Te esperamos!

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h