¿Cómo evitar ser víctima de un ataque cibernético?

Evitar un ataque cibernético es sumamente importante por los problemas económicos y logísticos que se derivan. Aquí te indicamos cuáles son las principales formas de que no tengas problemas.

Las principales maneras de evitar un ataque cibernético

Los ataques cibernéticos son uno de los problemas más comunes que tienen los usuarios informáticos, tanto profesionales como particulares. Las cifras son elocuentes en las empresas: entre 2.000 y 50.000 euros de pérdidas para PYMES en España durante 2020. Y, en el caso de los particulares, el robo de datos, clonación de tarjetas o pagos no esperados, además de averías en los dispositivos, son lugares comunes.

Vamos a ser realistas: si bien no es posible librarse al 100 % de esta amenaza, sí que hay maneras de minimizarla. Es esencial, pues, que las conozcas para actuar en consecuencia y anticiparte. Estas son las más importantes:

Instalar programas antivirus

Fundamental. Hoy ya no existe alternativa a instalar programas antivirus y, cuanto más potentes sean, mejor. La idea es que puedas filtrar las principales amenazas de malware o intentos de suplantación antes de que penetren en el sistema. Algunas alternativas que te pueden interesar son Norton, ESET, Avast, F-Secure o MacAffe, entre otras. Eso sí, recuerda que la actualización de este antivirus suele ser anual, así que no te has de quedar atrás porque los ciberdelincuentes tampoco descansan. 

No entrar en páginas web que carezcan de certificado de seguridad

Las páginas web no seguras son muy peligrosas, puesto que se convierten en un espacio ideal para el robo de datos. Has de tener presente que, si una web no incluye en la barra de búsquedas el candado en la izquierda, este puede ser un problema. Además, cuando hay un triángulo de peligro, conviene evitar la entrada. Y mucho menos hay que introducir información personal o contraseñas en estas webs. Si entras en una página de estas características, lo mejor que puedes hacer es salir cuanto antes.

Restringir el acceso a personas autorizadas

La restricción del acceso a personas autorizadas es otra de las maneras de minimizar las posibilidades de ataques cibernéticos. No en vano, el uso colectivo puede traer problemas, sobre todo en aparatos de uso colectivo. Por ese motivo, lo ideal es que se limite el acceso a las personas que estén autorizadas y, a ser posible, que tengan una contraseña personal e individual. Siempre que sea posible, se deberían separar las contraseñas para que así puedas limitar y acotar el riesgo. 

Quizás te interesa:  ¿Cómo liquidar un negocio por jubilación?

Realizar analíticas de los servidores internos y del tráfico de la red

Esta es una operación que deberían efectuar todos los usuarios, aunque suele ser más común en profesionales. La idea es que se pueda revisar si hay una velocidad anormal o un nivel de subida y bajada de datos que no se corresponda, porque este puede ser un indicio de algún tipo de hackeo. También hay que revisar la actividad de la red. Eso sí, convendrá comprobar que esto no se debe a algún problema de toda la red. En consecuencia, echar un vistazo a estas variables cada día es útil para ver que todo va bien.

Utiliza contraseñas potentes

Las contraseñas se pueden robar y hackear, cierto, pero hay algunas que son más fáciles de asaltar que otras. Un principio general que deberías seguir es el de utilizar un mínimo de 8 caracteres, combinando números y letras, mayúsculas y minúsculas y, si puedes, introducir algún símbolo especial. Además, no deberías usar la misma contraseña en más de dos sitios, por una prudencia básica. En consecuencia, esta será una manera de ponerle las cosas difíciles a los amigos de lo ajeno. 

No abrir correos electrónicos no deseados o esperados

Uno de los ardides clásicos para hacer phsihing es el envío de correos no esperados o deseados. Por lo general, estos tienen una apariencia normal, pero piden entrar en un enlace o enviar información personal. Si esto sucede, las posibilidades de que haya un robo de datos son elevadas. Y, si bien es cierto que los principales servidores de correo electrónico (Gmail, Yahoo, Hotmail) tienen filtros antispam, lo recomendable es que tú mantengas unas precauciones básicas: no abras correos que no desees

Quizás te interesa:  Pensión de orfandad: todo lo que debes saber

Actualizar el sistema operativo y las aplicaciones

El sistema operativo y las aplicaciones tienen que estar actualizadas, puesto que las brechas de seguridad son mayores cuando no está al día. Por lo tanto, y como medida profiláctica, es necesario que instales las actualizaciones correspondientes. La mayoría de las veces, la empresa te avisará o lo hará de forma automática si tienes la licencia. Esta es una operativa sencilla, pero no está de más realizarla periódicamente.

Conclusión

El ataque cibernético se tiene que evitar siempre que sea posible. Y, si hay algún hecho consumado, es importante que tengas a mano un seguro que cubra estos daños. Al fin y al cabo, en esta vertiente también se causan perjuicios económicos. En ASSA será fácil que encuentres lo que necesitas, comparando varias opciones. ¡Contáctanos!

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h