¿Por qué las pymes sufren la mayor parte de los ataques informáticos?

Los ataques informáticos a PYMES están a la orden del día y generan una problemática importante. ¿Quieres saber por qué? En este artículo te proporcionamos más detalles.

¿Por qué los ataques informáticos se concentran en las PYMES?

Lo cierto es que el riesgo que padecen las PYMES se acrecienta año tras año: en 2021, el 44 % de las PYMES padecieron algún ataque. Y, lo que es más, estas acciones aumentaron un 150 % con respecto a 2020.

Si hay un ámbito en el que una empresa tiene que mucho que perder es el de la seguridad. Por ejemplo, porque tu empresa puede ser víctima de sabotajes y perder información sensible. Además, una mala gestión de la seguridad, en temas como el phishing, puede traer problemas en lo referente a la política de protección de datos. Y, finalmente, una empresa que no tenga fama de segura verá cómo se reducen las posibilidades de venta. Hoy en día, el viejo paradigma analógico ha desaparecido y hay que pensar, y trabajar, en digital. 

La digitalización coge con el pie cambiado a muchas PYMES y microempresas por varios motivos que, además, son conocidos por hackers. Aquí vamos a enumerar los más comunes. 

1. Falta de financiación

La falta de financiación es uno de los problemas recurrentes cuando se trata de implementar sistemas de seguridad. No se trata solo de contratar un antivirus u otro, sino también de pagar las actualizaciones en todos equipos. Por ejemplo, determinados equipos informáticos obsoletos son, también, más vulnerables.

Por otra parte, en ocasiones se hace necesario hacer una auditoría para valorar cuáles son los principales riesgos. Esto implica un coste adicional y, cuanto más pequeña es la empresa, más se recorta en estos gastos. Aunque es un error, es una realidad generalizada en este ámbito profesional. Al final, invertir en seguridad es ventajoso por motivos internos, pero también externos, de reputación profesional. 

Quizás te interesa:  5 consejos de seguridad para proteger tu negocio

En consecuencia, esa falta de músculo financiero implica, a la larga, problemas para la compañía. Un hacker o ciberdelincuente es conocedor de esa falta de financiación y de la existencia de más vulnerabilidades. Vale la pena, pues, tenerlo presente.

2. Desconocimiento

El desconocimiento, puro y simple, es otro de los motivos que hacen que las PYMES y microempresas estén más expuestas a ataques. No en vano, un pequeño autónomo puede no conocer que su actividad está siendo rastreada. Esto suele estar relacionado, a su vez, con la falta de formación. No ha de extrañar, pues, que los amigos de lo ajeno lo tengan más fácil en estos contextos. 

Si bien esta máxima va a variar dependiendo de la compañía y del sector, es posible que la falta de tamaño y el hecho de tener que concentrar varias funciones haga que, algunas, no se conozcan con profundidad. En este caso, se hace recomendable contar, de entrada, con un buen ERP. El uso de herramientas confiables es bueno, incluso si tienes un desconocimiento alto. 

3. Sesgos erróneos

Los sesgos erróneos son un problema que, igualmente, es habitual de autónomos, microempresas y PYMES en general. Básicamente, nos referiremos a una percepción sesgada de los riesgos. Por ejemplo, pensar que determinados ataques solo afectan a las grandes empresas porque nosotros no tenemos información de interés. Grave error, porque existe un tráfico ilegal importante de datos personales en la dark web. Este pensamiento puede, en consecuencia, ser contraproducente. 

El sesgo erróneo tiene mucho de sabiduría popular, lo que es más fácil que se dé en una PYME que en una gran empresa. Por lo tanto, no está de más que consideres esta cuestión para no cometer errores garrafales y que, además, son evitables. Una buena actitud es la de preguntar si no se tiene clara una cuestión. Las sanciones por no cumplir con la normativa de Protección de Datos pueden alcanzar el 4 % de la facturación o 20 millones de euros. 

Quizás te interesa:  INFOGRAFÍA - Cómo solicitar la firma electrónica para Autónomos

4. Falta de formación 

La falta de formación, en última instancia, es uno de los grandes problemas por los que las PYMES están sujetas a más ataques informáticos. Y esta falta de formación se manifiesta de varias maneras.

La falta de formación de gestores y trabajadores es letal a la hora de trabajar con criterio. No en vano, hay que tener en cuenta que es fundamental conocer cómo una política de email marketing ha de ser segura, cómo evitar el robo de datos, los protocolos de seguridad a establecer y, en definitiva, cómo reaccionar ante cualquier problema. Además, y aunque sea obvio, también has de conocer qué información no compartir.

Todo este background, en no pocas ocasiones, no está en manos de los gestores y empleados. Y a nadie se le escapa que el efecto final es el de que las posibilidades de ataques se multiplique.

Conclusión

Los ataques informáticos generan un daño importante a las empresas en general, y a las PYMES en particular. En consecuencia, tener una póliza de ciberseguridad es altamente recomendable y, a la larga, te quitará quebraderos de cabeza. En ASSA dispones de varias opciones de seguros para empresas. 

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h