Consejos para que no nos estafen por internet

Las estafas en internet están a la orden del día, y los ciberdelincuentes depuran cada vez más su técnica, lo que hace especialmente complicado que nos demos cuenta de que estamos ante un posible intento de fraude. Lo mejor que podemos hacer en estos casos es ser especialmente precavidos y, además, aplicar los siguientes consejos.

¿Cuántos tipos de estafas en internet podemos encontrar?

Innumerables, las hay de todo tipo y casi podríamos decir que para todos los gustos, pero lo que todas ellas tienen en común es que el estafador intenta obtener un beneficio para sí mismo, ya sea apropiándose de tus datos personales, o directamente de tu dinero.

Está la clásica estafa de phishing, en la que recibes un correo de una empresa de confianza o una entidad pública (la Agencia Tributaria, la Seguridad Social, etc.), pero en realidad es una comunicación falsa. Lo que hay detrás es un delincuente que quiere que le proporciones tus datos bancarios.

Hay otras estafas en las que se utiliza el medio online como canal para engañar a las personas y sacarles dinero. Por ejemplo, las falsas ofertas de empleo en las que te hacen pagar una cantidad a cambio de darte la formación inicial, o de hacer los trámites para que puedas empezar a trabajar.

Por supuesto, también están las tiendas online fraudulentas, en las que la víctima paga por un producto y después de efectuar su compra no vuelve a saber nada más del vendedor.

Desconfía de lo que parezca demasiado bueno para ser real

Este es uno de los mejores consejos para evitar caer en estafas en internet. Si ves algo que parece demasiado bonito para ser real, lo más probable es que sea un fraude.

Quizás te interesa:  5 consejos de seguridad para proteger tu negocio

Imagina que te gustan unas botas de la marca X y sabes que su precio medio ronda los 200 euros, pero un día te aparece en Facebook un anuncio de una tienda que las vende por solo 60 euros. Una rebaja así es totalmente inviable, así que está claro que se trata de un intento de estafa.

No abras correos de destinatarios que no conozcas

Las empresas solo pueden enviarte publicidad por correo electrónico si tú les has autorizado expresamente para ello. Por eso, si tienes en tu bandeja de entrada un correo de una empresa con la que no tienes ninguna relación, o de un particular al que no conoces de nada, lo mejor es que ignores totalmente esa comunicación. Envíala a la papelera de reciclaje.

No pinches en enlaces ni descargues archivos

Si no has podido resistir la tentación y has entrado en el correo electrónico que te manda un destinatario desconocido, o una empresa de la que nunca has sido cliente, lo que no debes hacer en ningún caso es pinchar en los enlaces que vengan en el email ni descargar los archivos adjuntos.

Lo mismo cuando navegues por internet. Si no estás en un sitio de tu entera confianza y que conozcas bien, no pinches en enlaces ni te descargues nada. Hacerlo podría hacer que tu ordenador se infectara con un software espía sin que tú seas consciente de ello. Mientras tanto, el programa se hará con toda tu información personal.

Investiga a la empresa antes de comprar para evitar las estafas en internet

Las compras online pueden ser totalmente seguras, pero para ello debemos poner un poco de nuestra parte y ser precavidos antes de tomar decisiones. Si se trata de un sitio en el que nunca has comprado, asegúrate de hacer una pequeña labor de investigación antes de aportar ningún dato.

Quizás te interesa:  Cómo solicitar la firma electrónica para Pymes y Autónomos

Basta con que abras el buscador y pongas «opiniones sobre (nombre de la empresa)», a continuación te aparecerá la información. Si la tienda online es un fraude, puedes estar seguro de que los primeros resultados que te aparezcan apuntarán en esa dirección. Fíate de la opinión de otros usuarios y no caigas en el engaño.

Detecta los perfiles falsos en redes sociales

Cada vez son más comunes las estafas en las que el ciberdelincuente se hace pasar por una persona para ganarse la confianza de su víctima y así obtener de ella su información y sacarle dinero.

Si has conocido a una persona en las redes sociales, es importante que te asegures de su existencia. Coge su foto de perfil, ponla en Google, y realiza una búsqueda por imágenes. Si la foto está siendo utilizada en otros sitios de internet, el buscador te dirá cuáles. Es posible que te sorprendas al ver la misma fotografía en perfiles de diferentes personas.

No obstante, te puedes ahorrar esta labor de investigación si, sencillamente, no aceptas invitaciones de amistad de personas con las que no te une ningún vínculo.

Las estafas por internet son muy comunes y cualquiera de nosotros puede ser víctima de una de ellas, así que es mejor que actuemos con precaución y no nos fiemos de nadie. Por eso, asegúrate de que no facilitas tus datos personales,  y recuerda cambiar todas tus claves de acceso de forma periódica. ¿Quieres disfrutar de la máxima seguridad? ¡Estamos a tu disposición para ayudarte!

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h