5 consejos de seguridad para proteger tu negocio

La capacidad de proteger tu negocio es importante por varios motivos, sobre todo en locales físicos. Esta entrada te da algunos consejos prácticos para que puedas conseguirlo. 

5 consejos de seguridad para que puedas proteger tu negocio con garantías

Es importante señalar que, si quieres evitar grandes pérdidas, tienes que proteger tu negocio. Hay que recordar que se estiman en 1.800 millones de euros anuales los que las empresas pierden por robos. Esta ya es una razón de peso para tomar decisiones. 

Las empresas no están libres de la entrada de ladrones o de sabotajes, por muy bien que hagamos las cosas. Dicho esto, sí que existen algunos procedimientos que minimizan las probabilidades, reducen el daño patrimonial o que, en su defecto, permiten depurar responsabilidades. Hoy apostar por la seguridad en tu negocio no es una opción, sino una necesidad por cuestiones de supervivencia. 

Existen, pues, varios elementos que te pueden servir para decidirte. Toma nota, pues, de los siguientes consejos:

1. Para proteger tu negocio, comprueba los accesos

La revisión de los accesos es un paso sencillo, pero sirve como primera disuasión. En primer lugar, porque ante unas puertas robustas, cristaleras blindadas, unas persianas o ante un control de acceso, los ladrones se lo pensarán dos veces. Por otra parte, porque el tiempo juega a tu favor y este es un primer paso que lo hace más difícil. Aunque la solución específica dependerá de cada tipo de negocio, es un primer paso que deberías dar antes de plantearte otros.

En este caso, se tiene que recordar que lo barato puede acabar saliendo caro. Por ese motivo, unos accesos  seguros, en todos los sentidos, evitarán riesgos y, a la larga, supondrán un ahorro económico.

Quizás te interesa:  ¿Por qué las pymes sufren la mayor parte de los ataques informáticos?

2. Implementa un sistema de videovigilancia

El uso de un sistema de videovigilancia es, también, otra de las medidas clave, tanto en tiendas como en oficinas. Esto facilita la detección de posibles delitos y, en consecuencia, permite reclamar en el caso de que este se consume, tanto a nivel penal como de responsabilidad civil, así como ante el seguro. Además, que sean visibles es interesante, porque servirán para evitar la tentación antes de cometerse el robo. Eso sí, es conveniente que el sistema sea completo y que tenga en cuenta los ángulos y estancias del local. 

Los sistemas de videovigilancia, en los últimos años, se han generalizado. Es bueno, por lo tanto, que sepas cuáles son las principales posibilidades que ofrece el mercado. De esta manera, te resultará más sencillo encontrar un modelo adaptado a lo que necesitas.

3. Contrata un seguro que cubra incidencias

Los seguros que cubran incidencias son otro de los aspectos igualmente relevantes. Y más allá de los que tengas contratado por obligación legal, conviene que compruebes si no te interesan otras opciones. Por ejemplo, un seguro integral debería cubrir tus problemas de incendios, robos o las pérdidas derivadas de accidentes. En consecuencia, comprobar estas coberturas es altamente recomendable para ti. Encontrar un modelo que te sirva es fundamental porque, de esta manera, evitarás varios problemas. 

La póliza que contrates tiene que estar adaptada a tus preferencias y, sobre todo, a los riesgos que estás tomando. Y conviene que eches un vistazo, no solo a los precios, sino también a las coberturas para realizar los cambios oportunos. No en vano, esto sirve, en última instancia, para marcar la diferencia y ganar en tranquilidad.

Quizás te interesa:  ¿Cuánto se cobra por incapacidad temporal?

4. Revisa tu protocolo antiincendios para proteger tu negocio

Los protocolos antiincendios son, también, obligaciones que hay que asumir. Ahora bien, no está de más darles una vuelta y verificar si están actualizados, tanto en las evacuaciones como en los extintores. Por otra parte, también deberías revisar cuáles son los detectores de humos. Además, hay que asegurarse de que el mantenimiento sea el correcto. Igualmente, esto se tiene que englobar dentro de una política integral de prevención de riesgos laborales. No en vano, este protocolo, de carácter preventivo, te puede servir para reducir las posibilidades de tener problemas.

5. Implanta un sistema de alarmas

Las alarmas cumplen una doble función y, por lo tanto, también vale la pena que asumas su instalación. En primer lugar, tiene un efecto disuasorio en los ladrones, de ahí que en muchos casos sean claramente visibles desde el exterior. Por otra parte, actúan como aviso para la policía, de manera que es posible detener a los amigos de lo ajeno. Hoy se hace imprescindible instalar una alarma, tanto en tiendas como en oficinas.

Los sistemas de alarmas tienen que estar debidamente actualizados. Y, además, en algunos casos puedes compatibilizarlos con la detección de humos. Existen varias compañías que, además de vender el producto, se encargan de mantenerlo e incorporar novedades.

Conclusión

Proteger tu negocio es importante por muchos motivos. En consecuencia, no está de más que cuentes con seguros que te proporcionen esta tranquilidad. Contar con una compañía de confianza te hará más fácil la decisión. En ASSA contamos con distintos productos específicos para todo tipo de empresas. ¡No dudes en consultarnos!

Quizás te interesa:  INFOGRAFÍA - Qué debes saber sobre la baja laboral de los autónomos

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h