Lo que debes saber sobre la baja laboral de los autónomos

Aunque algunos piensan que no, la baja laboral de los autónomos existe. Sí, esos superhombres y supermujeres también son susceptibles de ponerse enfermos o sufrir un accidente que les impida ejercer su profesión durante un tiempo.

Vamos a ver qué peculiaridades tiene el proceso de Incapacidad Temporal (IT) cuando afecta a un trabajador por cuenta propia.

¿Un autónomo de baja médica cobra prestación?

La respuesta es sí. Los autónomos tienen reconocido exactamente el mismo derecho que los asalariados a recibir una prestación pública por incapacidad temporal mientras estén en una situación que les impida desarrollar su profesión.

Lo que ocurre es que la cuantía a cobrar depende de la base de cotización del afectado. Dado que muchos trabajadores por cuenta propia cotizan por la base mínima, a la hora de afrontar un proceso de IT pueden encontrarse con que su prestación sea baja. De ahí que muchos de ellos prefieran protegerse con un seguro específico.

Modalidades de baja laboral de los autónomos

Contingencias comunes

Hablamos de contingencias comunes cuando la causa de la baja es una enfermedad o una lesión que no tienen nada que ver con el trabajo del afectado. Por ejemplo, si el autónomo tiene que ser operado de apendicitis o si se ha caído en casa y se ha hecho un esguince.

10 acciones que te haran ahorrar este verano

Contingencias profesionales

Son justo lo contrario de las anteriores. Aquellas enfermedades o lesiones que guardan una relación directa con la profesión desarrollada. Se trata de enfermedades profesionales y lesiones producidas en un accidente laboral.

Aunque en otros tiempos no fue así, a día de hoy todos los autónomos tienen cubiertas tanto las contingencias comunes como las profesionales. Ahora bien, mientras que la prestación por IT por contingencia profesional se cobra siempre con independencia del tiempo cotizado, para poder acceder a una prestación por IT por contingencias comunes es necesario que el profesional haya cotizado un mínimo de 180 días en los últimos años, así como estar al día en el cumplimiento de sus obligaciones con la Seguridad Social (no tener deudas).

Quizás te interesa:  INFOGRAFÍA - Cómo solicitar la firma electrónica para Autónomos

¿Cuánto se cobra durante la baja laboral de los autónomos?

Depende de la causa que haya dado lugar al proceso de IT. Si el origen de la baja es una contingencia común, entre el día uno y el tres no se cobra nada, del cuarto día al vigésimo se percibe entre el 60% y el 70% de la base reguladora, y desde el vigésimo primer día hasta el final de la situación de incapacidad se percibe el 75% de la base reguladora.

Tratándose de una contingencia profesional, el autónomo cobra el 75% de su base reguladora desde el día inmediatamente siguiente a aquel en el que comenzó la situación de baja.

Lo habitual es que el pago se haga el último día hábil del mes. Pero cuando se trata de la baja laboral de los autónomos existe una particularidad a tener en cuenta. Estos deben seguir abonando sus cuotas de cotización a la Seguridad Social mientras están de baja por IT. Pasados 60 días desde el comienzo de la baja, esta obligación queda suspendida.

Tramitación de la baja laboral de los autónomos

La tramitación de la baja es algo diferente cuando quien se acoge a ella es un trabajador por cuenta propia y no un asalariado. Mientras que para estos últimos la gestión la lleva a cabo su médico de cabecera, en el caso de los autónomos son ellos los que deben hacer el trámite.

Una vez que el médico ha concedido la baja médica, el profesional tiene un plazo de 15 días para notificar esta situación a la Seguridad Social e indicarle en qué situación queda su negocio (si va a hacer un cese temporal o hay alguien haciéndose cargo del mismo).

Quizás te interesa:  Email marketing ¿Qué es y cómo ayuda a la estrategia digital de una empresa?

La solicitud de baja e IT se hace rellenando el formulario que puede descargarse en la Sede Electrónica de la Seguridad Social o de la mutua. A la misma debe acompañarse copia del DNI o NIE, los tres últimos recibos pagados a la Seguridad Social y los partes de baja médica.

Duración de la situación de IT

La baja laboral de los autónomos puede llegar a extenderse durante un máximo de 365 días. Este plazo solo será prorrogable (por 6 meses más) si se estima que durante ese período puede llegar a darse la recuperación del afectado.

Si agotado el plazo máximo de IT el autónomo no está en condiciones de reincorporarse a su actividad, tendrá que iniciar un proceso de Incapacidad Permanente, que lo inhabilitará para ejercer su profesión habitual, o incluso puede que para desarrollar cualquier tipo de trabajo.

A pesar de que los autónomos gozan de un buen nivel de protección si se encuentran en una situación en la que su estado de salud les impide desarrollar su profesión, lo cierto es que las bajas médicas son mucho menos numerosas entre los trabajadores por cuenta propia que entre los asalariados.

Esto se debe a que, en la mayoría de los casos, la baja laboral de los autónomos implica para estos perder mucho dinero. ¿Quieres tener la seguridad de que, incluso estando de baja, no perderás poder adquisitivo? Nuestros seguros pueden ser la solución.

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h