Factores de riesgo y prevención en el cáncer de mama

En la actualidad sabemos que el cáncer de mama es producto de la combinación de múltiples factores, entre ellos el hormonal sea natural o inducido, el factor genético, y otros múltiples factores como son: edad, modo de vida y factor ambiental de cada paciente.  

Por lo tanto, llegar a evaluar los riesgos en un grupo poblacional ayudan a consensuar y concretar los programas de prevención en general, así como evaluar los riesgos en cada paciente ayudan a su manejo y tratamiento individual. 

En general, en los múltiples estudios e investigación respecto a los riesgos, la mayoría de los casos de cáncer de mama se han relacionado con factor hormonal, y un 10% con un factor genético teniendo en cuenta que este aumenta de manera importante el riesgo individual de padecerlo. Por otra parte, llegar a conocer y estudiar la incidencia de otros factores ambientales y modo de vida en el cáncer de mama, ha hecho que se tomen algunas medidas preventivas.  

En definitiva, se considera un factor de riesgo para esta patología a todo aquello que te hace más propenso de padecer cáncer de mama, pero el hecho de tenerlo no significa que llegues a desarrollarlo, por ejemplo, algunas mujeres no presentan ningún factor de riesgo y lo padece, simplemente por el hecho de ser mujer. 

Factores de riesgo  

  • Ser mujer. El cáncer de mama es más frecuente en mujeres que hombres. 
  • Factores genéticos. El 10 % de los cánceres de mama se atribuyen a este factor, los genes más relacionados son el BRCA 1 Y BRCA2, aunque también se incluyen el TP53 (síndrome de Li Fraumeni) y PTEN (síndrome de Cowden) y otros en estudio. Si una persona hereda este gen tiene una probabilidad de padecer la enfermedad alrededor del 60%. 
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama. Si un familiar como la madre, hermana o hija se le diagnosticó cáncer de mama, existe un mayor riesgo de contraer cáncer de mama. 
  • Antecedentes personales de afecciones mamarias. Si se diagnosticó en algún momento de carcinoma lobulillar o in situ hay más probabilidad de generar cáncer de mama. 
  • Antecedentes personales de cáncer de mama. Si padeció un cáncer de mama, tiene un riesgo superior del 5% de padecer un segundo cáncer en la misma mama o contralateral. 
  • Antecedentes personales de cáncer de ovario. Las mujeres con un diagnóstico de cáncer de ovario hereditario debido a una mutación del gen BRCA tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama. 
  • Exposición a la radiación ionizante. Si recibiste tratamientos con radiación a nivel del tórax en la infancia o en las primeras etapas de la vida adulta, las probabilidades de contraer cáncer de mama son mayores, sin embargo, se ha visto que esto disminuye si se recibe a partir de los 40 años.
  • Terapia hormonal en la menopausia. La terapia hormonal sustitutiva se la ha atribuido en un aumento del riesgo de padecer cáncer de mama, aunque no es un motivo para no hacerlo, el médico y la paciente valorarán riesgo-beneficios. 
  • Primer hijo a una edad mayor. Tener el primer hijo después de los 35 años de edad, se relaciona con un mayor riesgo de contraer cáncer de mama. 
  • No embarazos. Se relaciona con un grado de mayor riesgo comparadas con las que si tuvieron embarazos. El embarazo puede ayudar a proteger contra el cáncer de mama porque empuja a las células mamarias hacia la última fase de maduración preparando la lactancia. 
  • Edad avanzada. A medida que se envejece aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama. Se ha observado que la enfermedad se desarrolla en mujeres de más de 50 años. 
  • Obesidad. Esta aumenta el riesgo de cáncer de mama debido a que la adiposidad (cantidad de adipocitos) pueden contribuir en el aumento de circulación hormonal pues en los adipocitos los precursores de estrógenos se transforman en estrógenos aumentando su concentración endógena, por eso algunas de las medidas va encaminada a promover el ejercicio físico y el control del peso corporal. 
  • Alcohol. La ingesta nociva de alcohol parece incrementar el riesgo de padecer cáncer de mama. 
Quizás te interesa:  ¿Qué debería ir en tu botiquín de primeros auxilios para tener en casa?

Factores de Prevención 

No hay un método específico para prevenir el cáncer de mama de forma absoluta, pero existen ciertas medidas que pueden ser observadas por la paciente para reducir el riesgo, sobre todo en pacientes con un factor de riesgo elevado. 

  • Acuda a consulta con su ginecólogo. Comente con él cuando iniciar los exámenes para la detección precoz del cáncer de mama y decidir la estrategia más adecuada. 
  • Autoexploración de mamas. Es muy importante que la mujer aprenda a conocer sus mamas para que pueda detectar el mínimo cambio como la presencia de nódulos y acuda inmediatamente al médico. 
  • Terapia hormonal en menopausia. El tratamiento hormonal sustitutivo combinado en la menopausia puede incrementar el riesgo de cáncer de mama, en algunas pacientes los síntomas de la menopausia son muy molestos y hace imprescindible su uso, con la ayuda de tu médico se valorará riesgo – beneficio y se elegirá la dosis, y tiempo de tratamiento más adecuado en el menor tiempo posible. 
  • Lactancia materna algunos estudios han concluido que el hecho de amamantar reduce el riego relativo de cáncer de mama en un 4-5 % y se añade otro 6-7% por cada bebé que amamante
  • Consumo de alcohol. Si bebe alcohol limitarlo a no más de una copa al día, algunos estudios mencionan que puede bajar en 15% su incidencia. 
  • Ejercicio físico. Es recomendable por lo menos media hora al día la mayoría de los días. 
  • Peso corporal. Tener y mantener un peso adecuado ayuda a disminuir el riesgo. Si necesitas bajar de peso acude a un nutricionista que te ayude a regular la ingesta de calorías y aumenta el ejercicio físico. 
  • Alimentación saludable.  Hacer una dieta mediterránea con alimentos de origen vegetal, como las frutas y los vegetales, los cereales integrales, las legumbres con aceite de oliva extra virgen acompañada de frutos secos, disminución de carnes rojas e incremento de pescado, puede tener un efecto saludable, aunque no existan estudios que demuestren que esta dieta puede tener un efecto beneficioso en la disminución del riesgo de desarrollar cáncer de mama. 
  • Cirugía profiláctica. Se aplica a pacientes con mutaciones genéticas del BRCA1 o BRCA2, estudios demuestran que pueden reducir en un 90 95 % su incidencia. 
  • Quimio prevención. El uso de ciertos fármacos para prevenir el cáncer de mama, son moduladores de los receptores estrogénicos (MSRE) ya que bloquean el estímulo de los estrógenos en el crecimiento de las células tumorales, como es el caso del Tamoxifeno, ya usado en pacientes que padecen la enfermedad o el Raloxifeno que también es un MSRE usado en el tratamiento de la osteoporosis en mujeres menopaúsicas. En todo caso es su médico el que estudiará su caso y si es factible el uso de los mismos. 
Quizás te interesa:  Cuadros médicos: qué son y qué importancia tienen

La mejor herramienta para que una mujer calcule sus probabilidades del riesgo de padecer cáncer de mama es el modelo de Gail, que se encuentra disponible en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer en www.cancer.gov/bcrisktool.

“Comprender el riesgo de desarrollar cáncer de mama es una responsabilidad individual, con el apoyo de nuestro Seguro de Salud, como es AXA, que nos presta ayuda con estos artículos en la comprensión de esta patología, hagámoslo más útil y no pospongamos más nuestro control ginecológico anual”

Sandra Figueroa Zúñiga 

Doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad Católica Santiago de Guayaquil (Ecuador), especialista en Ginecología y Obstetricia por el Institut Universitari Dexeus de Barcelona (España), con más 20 años de experiencia en Cirugía mínimamente invasiva por laparoscopia e histeroscopia (Universidad Clermont-Ferrand, Francia). Máster Universitario en «Ginecología Estética y Funcional y cirugía genital cosmética de la mujer», amplia experiencia en Láser ginecológico. Además, ejerce como Coordinadora del servicio de urgencias de Ginecología y Obstetricia del Centro Médico Teknon de Barcelona (España).

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h