Cómo asegurar la pérdida de beneficios | ¿Qué cubre?

La pérdida de beneficios por circunstancias inesperadas se puede asegurar con una póliza especial. Este artículo te explica de qué manera evitar situaciones indeseadas por ese motivo.

Cómo asegurar la pérdida de beneficios

El concepto de lucro cesante se refiere al dinero que se deja de ganar por alguna contrariedad o imprevisto. Es importante señalar que no nos referimos al dinero que dejamos de ganar por cuestiones de competitividad, sino a aquellas cuestiones que son sobrevenidas.

axa banners AUTONOMOS_1

La mayoría de las pólizas de seguro hacen referencia al contenido (mercancías y mobiliario) y al continente (edificios o locales). Sin embargo, la pérdida de lucro no tendría por qué calcularse, según esta lógica. Y es indudable que los problemas en el contenido y en el continente pueden paralizar la actividad ordinaria de la empresa.

Por ejemplo, que falte la electricidad en una empresa que se dedica a los congelados es un imprevisto que genera perjuicios. Otro caso paradigmático es el de los incendios en una nave, que puede ser destruida. Finalmente, podemos hacer referencia, también, al caso de las inundaciones, que afectaría a la estructura y a la mercancía.

Muchas veces, pensamos en la reparación, pero es que ese no es el único perjuicio, sino el dinero que se deja de ganar en condiciones normales. Y, evidentemente, ese también es un perjuicio que se puede cuantificar, utilizando facturas y declaraciones fiscales anteriores. Al final, de lo que se trata es de conseguir que estas cuestiones también se tengan en cuenta.

Los seguros para empresa pueden incluir la posibilidad de las pérdidas de beneficios. Por lo tanto, esta es una manera de estar cubierto ante cuestiones que no se pueden controlar.

Quizás te interesa:  ¿Qué significa estar al corriente de pago?

Cuáles son las coberturas del seguro de pérdida de beneficios

Las coberturas de este tipo de seguro pueden ser de varios tipos. Y, por lo general, has de saber que estos seguros cubren, no solo el lucro cesante durante un tiempo, sino también los gastos derivados de las reparaciones, directos e indirectos. Ahora bien, hay que señalar que esta cobertura puede estar limitada en el tiempo.

La idea, cuando contrates un seguro de este tipo, es que compruebes si te va a permitir recuperar la actividad normal sin grandes problemas. En ese caso, valdrá la pena que te plantees la contratación de un producto que incluya ambas coberturas. De lo contrario, la cantidad que se pagará será muy limitada y, quizás, no te permite recuperar tu actividad de forma habitual. Por lo tanto, ser una persona prevenida es fundamental ante estas situaciones.

Ahora bien, el cálculo de los beneficios o gastos se puede hacer de varias maneras. Por ejemplo, hay compañías que indemnizarán en función de los beneficios brutos que se hayan dejado de generar. En otros casos, lo que se cubren son los gastos generales permanentes. Finalmente, también se puede pagar una indemnización diaria, calculando también lo que se deja de ganar.

Las condiciones de pago se tendrán que negociar de forma individualizada con la aseguradora. Lo bueno es que, hoy en día, tienes varios productos específicos para autónomos y PYMES que pueden dar respuesta a esta necesidad.

Los supuestos que se incluyen en la póliza

Las causas que se pueden incluir en una póliza son múltiples. Y hay que señalar que, dependiendo de la póliza, pueden variar. Por lo tanto, es conveniente conocer los principales supuestos; son los siguientes:

  • Actos vandálicos. Cualquier ataque, ya sea contra escaparates, contra las infraestructuras o contra las mercancías (saqueos) de la empresa se cubrirá. Uno de los principales inconvenientes no previstos es este, lo que vale la pena saber. Por lo tanto, es recomendable que compruebes que tu empresa está protegida ante esta situación.
  • Incendios. Los incendios se pueden dar por varios motivos, ya sea por un rayo o por problemas eléctricos. Cuando hay un accidente, contarás con la cobertura y te podrás despreocupar. No en vano, este es uno de los daños potenciales más graves que puedes padecer.
  • Inundaciones. Las inundaciones son otro de los supuestos que puede generar problemas, tanto en el contenido como, sobre todo, en el continente. En consecuencia, vale la pena tenerlo en cuenta para no perder competitividad.
  • Traslado temporal. En ocasiones, hay que trasladarse temporalmente mientras se repara un lugar. Por lo tanto, aquí también se cubriría esta eventualidad e, incluso, el alquiler temporal de otras infraestructuras.
Quizás te interesa:  ¿Puedo tener varios negocios como autónomo?

El concepto principal que tienes que considerar es que existen múltiples razones por las que puedes necesitar este seguro. En consecuencia, tienes que encontrar a una empresa aseguradora que dé confianza y te permita contratar una póliza adaptada a tus necesidades.

Conclusión

La pérdida de beneficios sobrevenida es un problema para multitud de compañías, pero hay maneras de solucionarlo. El Seguro de Comercio que ofrecemos en ASSA es una alternativa interesante para que ganes en tranquilidad. Proporcionamos tranquilidad y un producto adaptado al perfil de tu empresa, de manera que podrás valorar qué es lo que te interesa más. ¡Contáctanos para saber más!

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h