Los accidentes domésticos más comunes y cómo evitarlos

Los accidentes domésticos son más frecuentes de lo que te puedes imaginar. De hecho, en un escenario en el que te sientes tan seguro bajas la guardia y no piensas que te puedes ver en un escenario catastrófico. Quizás por esta razón es conveniente estar alerta ante las señales de peligro o estar prevenido para afrontar estas situaciones. De hecho, según FACUA, cada 24 segundos se produce un accidente doméstico en el hogar. Y, de estos, los más frecuentes son las caídas. Se trata, pues, de poner el foco para convertir el hogar un espacio más seguro y blindarlos frente a situaciones eventuales que pueden derivar en un accidente doméstico.

Qué son los accidentes domésticos

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define los accidentes domésticos como un «suceso no premeditado» que tiene un impacto en las personas al ser la causa de «un daño corporal identificable». En esta línea, la OMS va un poco más allá y estima que estos accidentes que se producen en el hogar pueden tener, incluso, consecuencias fatales. De hecho, la Organización Mundial de la Salud sostiene que este tipo de incidentes en el hogar son una de las principales causas de enfermedad e, incluso, de muerte en los países desarrollados. Y estos datos afectan con mayor incidencia a las personas mayores. Así, son la quinta causa de morbilidad en este colectivo. Por esta razón, implementar medidas de seguridad en casa es, realmente, esencial.

¿Cómo evitar los accidentes domésticos?

Las lesiones más importantes causas por los accidentes domésticos son, como hemos citado anteriormente, las caídas, pero también las quemaduras, los golpes o las intoxicaciones. No debes de olvidar que en el hogar puedes manipular elementos que pueden ser susceptibles de causar una lesión. Nos referimos, por ejemplo, a los fósforos o, también, a pequeños electrodomésticos como planchas de ropa o de pelo, sartenes calientes o agua hirviendo. Un descuido por pequeño que sea mientras estás cerca de estos objetos calientes puede acabar en lesión. Por ello, cuando estés trabajando con este tipo de elementos es conveniente que uses guantes para evitar quemarte al entrar en contacto con ellos. Y, naturalmente, mantenerlos lejos del alcance de los niños.

Quizás te interesa:  Acciones sencillas que puedes hacer en casa para ahorrar

¿Te has cortado alguna vez en casa? La repuesta es afirmativa, sin duda. Seguramente, abriendo alguna lata o cortando algún alimento. Los cortes son más frecuentes de lo deseable en los escenarios domésticos. Has de tener mucho cuidado cuando trabajes con ellos por el riesgo obvio que representa. Y, además,  procura que cualquier objeto cortante como navajas, vidrios o cuchillos estén siempre guardados en espacio de difícil acceso para los niños. De igual modo, has de tener especial cautela cuando limpies los suelos o trabajes en la casa con aceites o materiales que pueden llegar a ser resbaladizo. Si actúas así, reducirás considerablemente el riesgo de sufrir una caída.

Piensa en escenarios como alfombras, escaleras o suelos acabados de limpiar. Tienes que despejar esta área de objetos que puedan causar un tropiezo. Una buena solución para huir de estos escenarios es que adviertas a los niños y a las personas mayores para que bajen las escaleras despacio y siempre lo hagan agarrados al pasamanos. Y, especialmente, hay que recordar a los niños que no se dejen los juguetes en cualquier sitio.

10 acciones que te haran ahorrar este verano

Atención con los productos peligrosos

La ingesta de productos tóxicos en el hogar es una de las frecuentes visitas al médico de urgencias. Por ello, has de tener especial cuidado con productos como la lejía, el veneno para las ratas o los insecticidas. En esta misma línea, has de procurar que los botiquines queden fuera del alcance de los niños. Para evitar incidentes con productos tóxicos, además debes de etiquetar muy bien cada producto. De esta forma, evitarás confusiones que pueden acabar en una intoxicación o un envenenamiento. Los más pequeños suelen ser muy vulnerables en estos entorno. La norma es mantener fuera del alcance de los niños estos productos.

Quizás te interesa:  ¿Cómo es el seguro de una moto de agua?

Por otra parte, debes de prestar especial atención a todo lo relacionado con la electricidad en el hogar.  Los accidentes domésticos en hogar más comunes son aquellos que están relacionados con la electricidad. Revisa periódicamente los enchufes, así como el buen estado de los cables. Ten precaución para que no estén en contacto con el agua porque, de esa manera, son especialmente peligrosos. La manera de evitar este riesgo es cortar el flujo eléctrico mientas estás realizando una reparación o camuflar esos objetos para que los niños no puedan acceder.

Contamos contigo

¿Qué te ha parecido? Impresionante, la verdad. Estamos seguros de que alguna vez te habías visto en una tesitura similar. Recuerda que para sentirte seguro, ASSA pone a tu disposición una gama de seguros para el hogar que encajará en tus necesidades. No dudes en contactar con nosotros o visitar nuestra página web. Estaremos encantados de atender tus consultas y asesorarte sin ningún compromiso. ¡Te esperamos!

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h