Cómo prevenir los riesgos de incendios en casa

Prevenir los incendios en casa es una tarea muy importante. Si bien es cierto que no es fácil tener todo siempre bajo control. No obstante, has de ser consciente que la prevención evitará en muchos casos que te tengas que enfrentar a una situación que puede causar daños materiales y emocionales. Un descuido, por pequeño que sea, puede llegar a ser la causa de un siniestro que ocasionará muchos quebraderos de cabeza, o pérdidas económicas. Lo que el fuego arrasa lo destruye por completo, y no hay posibilidad ni de recuperarlo ni de restaurarlo. Es una pérdida definitiva en todos los sentidos. Por tanto, conocer cuáles son las pautas básicas para minimizar el riesgo de sufrir un incendio en el hogar es absolutamente imprescindible.

Hay determinados elementos que forman parte de nuestro hogar y que, en realidad, son potencialmente peligrosos. Piensa en la instalación de gas o las estufas, solo por dar un par de ejemplos. A veces no les prestamos demasiada atención a estos equipos de calor, y deberíamos de hacerlo. El mero hecho de colocar un radiador eléctrico sobre una alfombra implica una serie de inconvenientes en materia de seguridad. Igualmente, enchufar muchos aparatos en una regleta puede originar un incendio en casa. Por tanto, hay que estar atentos a estas circunstancias que tienen fácil solución, y te evitarán tener que enfrentarte a un grave disgusto.

Pautas para evitar los incendios en casa

No hace falta aplicar medidas complejas para lograr este objetivo. Únicamente teniendo en cuenta una serie de medidas sencillas podrás evitar los incendios en casa. Estos consejos evitarán que el fuego se produzca y, lo que es más peligroso, que se propague por tu hogar. Además, estas pautas son tan sencillas que las podrán seguir todos los miembros de la familia sin dificultad. La instalación de gas debe de ser revisada de forma periódica. Normalmente, son las compañías las que programan estas citas, pero es importante que estés pendiente por si por cualquier razón tienes un olvido involuntario.

Quizás te interesa:  Cómo afrontar una situación de dependencia

Cuando estés en la cocina, ni se te ocurra dejar al fuego sartenes o cacerolas. Si estás usando una sartén, siempre has de tener la precaución de poner el mango hacia adentro. Esto es especialmente recomendable en las casas con niños. Si suena el timbre, tienes que atender el teléfono o cualquier otra situación similar, primero debes de apagar lo que estés cocinando en ese momento. De esa manera, evitarás que este fuera de tu control y te puedas encontrar con un disgusto al volver a la cocina. Y, por último, si tu cocina es de gas, es fundamental que tenga ventilación hacia el exterior.

Tips para minimizar el riesgo

¿Qué utilizas para calentarte en invierno? ¿Estufas o radiadores eléctricos? Si la respuesta es afirmativa, has de tener en cuenta que estos electrodomésticos pueden ser vulnerables a causar un fuego si dejas a su alcance ropa, o hay muebles que reciben su calor durante demasiado tiempo. Igual ocurre, como hemos citado anteriormente, con las alfombras. Para evitar que suceda algo no deseado, es mejor que cuando salgas de la habitación desenchufes la estufa o el radiador. De esta forma evitarás el riesgo de tener incendios en casa. También has de recordar que no es bueno tapar las rendijas de los pequeños electrodomésticos o de los aparatos de tecnología. Estas están preparadas para la ventilación del utensilio, y taparlas podría provocar un sobrecalentamiento, y después un fuego.

10 acciones que te haran ahorrar este verano

Otro método para evitar incendios en casa es evitar el uso de velas. Sin embargo, si decides usarlas, tienes que ponerlas en un lugar alejado por completo de zonas inflamables, como cortinas o ropa. Cualquier textil que esté cerca de una vela puede acabar quemado. Por ello, cuando decidas encender una en casa, lo mejor es que la tengas controlada. De igual modo, tienes que tener mucho cuidado con las planchas para la ropa o para el pelo. No las dejes nunca enchufadas si no estás tú en la habitación. Ni las dejes en una superficie que sea inflamable, a no ser que ya se hayan enfriado y no representen ningún riesgo.

Quizás te interesa:  ¿La retribución flexible cotiza a la Seguridad Social?

Esperamos que esta información te evite tener que hacer frente a un siniestro de estas características. En ASSA estamos muy concienciados con los usos y las normas de seguridad para garantizar que en la casa la vida sea sencilla y segura, y nuestros profesionales son expertos en este tipo de siniestros. Si quieres gozar de la paz de estar en casa sin preocupaciones, visita nuestra página web para más información. No dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h