Trucos para evitar el dolor de espalda | Cuida tu salud

Existen varias maneras de evitar el dolor de espalda o, en el peor de los casos, aliviarlo. Este artículo te indica con detalle cómo puedes conseguirlo.

Maneras de evitar el dolor de espalda

El dolor de espalda se ha convertido en un problema recurrente para millones de personas. Por un lado, por el trabajo en oficina y, por el otro, por la extensión del teletrabajo. Estar 8 horas sentado delante de un ordenador favorece este tipo de situaciones. En consecuencia, vale la pena que lo tengas en cuenta.

Es conveniente que mantengas una serie de hábitos saludables para evitar el dolor de espalda. Más allá de la predisposición genética que tengamos o de unas buenas pautas, lo cierto es que, la mayoría de las veces, podemos hacer más para que la espalda se mantenga en buenas condiciones. Y no está de más que tengas una guía de cómo puedes conseguir una buena salud de espalda.

Lo primero que queremos dejar bien claro es que estos hábitos no sustituyen, en ningún caso, la visita a un facultativo. Hay dolores de espalda agudos o crónicos, según la duración; los primeros pueden tener remedio con buenos hábitos, pero los segundos no. Dicho esto, puede ser interesante que sigas estas pautas para mejorar en calidad de vida. Toma nota, que esto te va a interesar:

Mantente en tu peso óptimo

Esto es obvio, pero también es importante para evitar los dolores de espalda. No en vano, el sobrepeso lo tiene que soportar la columna. Esto, que a corto plazo puede no ser muy costoso, se agrava a medida que pasan los años. En consecuencia, no está de más que sigas una dieta equilibrada y que limite la ingesta de grasas al mínimo. Aunque no hay un gran problema si te has pasado unos quilos en Navidad, tendrás que recuperar tu línea anterior.

10 acciones que te haran ahorrar este verano

Hay dos nutrientes que deberías ingerir con frecuencia para mantener tu espalda sana: vitamina D y calcio. Esto servirá para que mantengas tu organismo saludable durante mucho tiempo. Si tienes dificultades para seguir una pauta nutricional, es bueno pedir consejo a un profesional. Por lo tanto, no está de más que tengas una pauta equilibrada.

Quizás te interesa:  Convertir tu hogar en un espacio inteligente | Domótica en casa

Sentarse con la espalda recta (siempre que sea posible)

Sentarse con la espalda recta es otro de los hábitos saludables que deberías mantener siempre. Y aquí hay que señalar que la silla en la que te sientes para trabajar puede hacer mucho. Hoy en día, muchas personas tienen una profesión sedentaria, de manera que elegir bien dónde sentarse se convierte en algo importante. Es bueno que elijas una silla ergonómica, que te ahorrará ese problema, sobre todo con los dolores agudos. Vale la pena que hagas un gasto para que te mantengas en buena forma física.

Otro problema está en que, a veces, tenemos el tic de adelantar la espalda y, de esta forma, se adopta un hábito poco recomendable. Es bueno, también, que compruebes si tienes este problema para aplicar correcciones. Al final, las sillas ergonómicas pueden ayudar mucho para conseguir este objetivo.

Hacer ejercicios de fortalecimiento y estiramiento

Los ejercicios de fortalecimiento y estiramiento es interesante si lo que quieres es mantener el tono. Eso sí, para que tenga un buen resultado, es recomendable que sigas las pautas de un entrenador personal o de un médico. En primer lugar, porque hay que hacerlos de determinada forma y, por otra parte, porque la frecuencia tiene que estar correctamente pautada. De esta manera, conseguirás los objetivos que te propongas y alargarás la salud de tu espalda.

Eso sí, hay que señalar que esta alternativa suele ser útil en el caso de las personas que tienen ya algún problema crónico. En el caso de que tengas pequeñas molestias puntuales, sí que puede ser conveniente para prevenir. Por lo tanto, no está de más que identifiques previamente cuál es la situación de partida.

Quizás te interesa:  5 trucos para el mantenimiento de los paneles solares de tu casa

Para evitar el dolor de espalda, no levantes cosas pesadas

Uno de los problemas recurrentes de los dolores de espalda es el de levantar cosas pesadas; y peor que eso es levantar de golpe grandes pesos, con el consecuente riesgo de tirones. Esto sucede mucho con motores o cajas de un gran peso que están a ras de suelo. Por lo tanto, y siempre que lo puedas evitar, evita levantar cosas pesadas. Y, cuando haya que levantarlas, hazlo de una forma progresiva para que no tengas problemas y doblando las rodillas, no la cintura.

Evita el tabaco

Es sabido que el tabaco es un hábito poco saludable por muchos motivos. Ahora bien, convendría señalar que también es poco recomendable porque acelera el envejecimiento celular y también de la columna. En consecuencia, si puedes dejar el tabaco, también por esto, cuanto antes, mejor. Al final, ganarás en salud por varios motivos, pero también para que tu espalda mejore.

Conclusión

Los hábitos y técnicas para evitar el dolor de espalda son útiles, pero a veces no es posible. ¿Buscas un seguro de incapacidad o invalidez? Hoy, afortunadamente, encontrarás varias opciones. En ASSA te las proporcionamos un seguro de prevención y hospitalización a lo que buscas. ¡Contáctanos!

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h