Las claves para convertirse en una organización «Next Leader»

Una organización «Next Leader» lo es, en primer lugar, por su forma de proyectarse y buscar la excelencia en lo que hace. Aquí te indicamos 8 claves para ser un referente en el servicio que ofreces.

8 claves para ser una organización «Next Leader»

Las pautas para conseguir una organización «Next Leader» son comunes y, por lo general, todos los expertos en management suelen coincidir, con algún que otro matiz.

Lo cierto es que, en los últimos años, ha habido un cambio en el enfoque. Por supuesto, conviene saber cuáles son los pasos que hay que dar, que sirven como referencia de acción. Uno puede tener los mejores recursos, pero si no los sabe utilizar correctamente ni tiene unas pautas de organización, difícilmente conseguirá sus objetivos. Por lo tanto, una organización «Next Leader» es aquella que busca ser mejor siempre.

Vale la pena que conozcas estas claves porque, de esta forma, las podrás aplicar. Toma nota, que esto te interesará:

1. Centrar la acción en el propósito de la actividad y la marca

Lo primero de todo, para tener posibilidades de éxito, es saber lo que hay que hacer y centrar esfuerzos en lo que toca. En este caso, hay que centrar la acción en el propósito de la actividad y preservar la imagen de marca. Lo que sucede, muchas veces, es que se pierde el centro y, con eso, el objetivo central al que nos dirigimos. De lo que se trata, en definitiva, es de saber hacia dónde hay que ir y no desviarse de lo que queremos. 

10 acciones que te haran ahorrar este verano

2. Simplificar (en la medida de lo posible)

La simplificación, siempre que no se renuncie a lo fundamental, es una acción recomendable. Hay que recordar que el uso de los recursos tiene que optimizarse, y aquí se hace muy importante conseguirlo. En este sentido, estas políticas se pueden aplicar en los procesos comerciales, productivos o en las interacciones. Si se puede hacer lo mismo con una interacción y no con dos, optaremos por la primera opción. Por lo tanto, el principio de economía de acción, siempre que no comprometa nada importante, es positivo. 

Quizás te interesa:  ¿Cómo es el seguro de una moto de agua?

3. Agilizar la organización

La capacidad de agilizar la organización es imprescindible para trabajar correctamente. Los modelos de organización horizontal, descentralizada y en red, permiten conseguir respuestas rápidas. El modelo vertical centralizado y burocratizado tiende a desaparecer o a transformarse. Además, las últimas propuestas van en la línea de modelos mixtos. Es aconsejable, pues, que en un primer momento se definan claramente cuáles son los principios organizativos de la empresa. 

4. Confiar y delegar

Confiar es otra de las condiciones para ser líder, y esto es relevante para la captación de talento. Hoy en día, el trabajador especializado quiere tener margen de acción y estar empoderado para alcanzar sus metas. Además, este es un buen reclamo para que vengan los mejores. Por lo tanto, la organización que quiera ser líder ha de adaptarse a estas demandas y delegar siempre que sea posible. En definitiva, una empresa líder ha de tener trabajadores líderes y capaces de autogestionarse.

5. Conectar las distintas áreas

La conectividad, a nivel interno y externo, es una de las condiciones imprescindibles. Hay que tener en cuenta que todos los departamentos han de estar conectados, para trabajar con más coordinación. Por esta razón, es conveniente disponer de un buen organigrama, pero también de un buen ERP y de una buena intranet. Al final, esto contribuirá decisivamente a la mejora de los resultados. Y no está de más señalar que la conectividad evita malos entendidos que afectan a la toma de decisiones y que generan costes adicionales.

6. Conocer mejor al cliente

Conocer mejor al cliente es imprescindible para que puedas ofrecerles aquello que desean. Y, para eso, puedes hacerlo de dos maneras: anticiparse a sus necesidades mediante herramientas de análisis, encuestas y Big Data; por otra parte, satisfaciendo esas necesidades. Hoy en día, la inversión en herramientas tecnológicas puede ayudar, y mucho. 

Quizás te interesa:  Cómo afrontar una situación de dependencia

7. Escuchar y aprender rápido

La organización tiene que escuchar, y hacerlo a sus trabajadores y a sus clientes. ¿Por qué? Porque no se puede permitir perder el tiempo. Por ese motivo, no está de más que se tenga presente esta cuestión para ir un paso por delante y mejorar la competitividad. No en vano, quien actúa con rapidez, puede ser más productivo y llegar a los niveles de excelencia.

8. Innovar, siempre innovar

La innovación es otro de los retos de la empresa, y esto sirve para las ventas, para la creación de nuevas metodologías, incorporación de tecnologías y creación de nuevos productos o servicios. Y, por supuesto, en ocasiones se hace necesario reinventarse para mantener los niveles de competitividad. No en vano, la capacidad de reacción en el corto plazo es fundamental. 

Conclusión

La organización «Next Leader» es aquella que marca la diferencia porque incorpora las últimas novedades, tanto en el organigrama como en la atención al cliente y la asunción de nuevas tecnologías. En ASSA te ofrecemos una amplia gama de seguros para empresas, lo que te ayudará a evitar contratiempos en tu gestión.

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h