Calefacción de leña: ventajas e inconvenientes

La calefacción de leña es uno de los placeres del invierno y una fuente natural de combustión sostenible con el medio ambiente. Ambos aspectos unidos a la sensación confortable de estar calentito en el hogar hacen de esta opción para huir del frío uno de los reclamos más deseados por los consumidores. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Por ello, te queremos poner al día de las ventajas y de los inconvenientes de la calefacción de leña. De esta forma, podrás tener una imagen global de los beneficios y de los aspectos menos glamourosos de este tipo de calefacción.

Mantener la casa calentita ahora que un gran número de personas teletrabaja es un reto para poder conjugar el impacto económico de mantener la calefacción con el día a día en el trabajo. En este sentido, la calefacción de leña puede ser un buen recurso para mantener tu hogar en una climatización perfecta. En esta línea, vamos a desplegar los argumentos más recurrentes a favor y en contra de esta forma de mantenerse calentito ahora que llega el invierno.

Lo bueno y lo malo de la calefacción de leña

Tanto en el plano ecológico como en el económico, la calefacción de leña es muy ventajosa. Es más ecológica que el gas natural. Piensa que quemar los restos de una poda o los troncos secos no es igual que quemar gas natural. Además, sus emisiones son neutras porque la biomasa no forma parte del efecto invernadero. La eficiencia térmica de una calefacción de leña es muy grande. Si la combustión se produce en una estancia correctamente cerrada, el resultado es perfecto dado que la combustión de leña alcanza un regimiento que ronda el 80%. Si, además, organizas la calefacción de forma que esté conectada al circuito de agua del hogar, ahorrarás mucho dinero.

Quizás te interesa:  ¿El seguro de hogar cubre robos en la calle?

Por otra parte, si te esmeras en la limpieza diaria y en su mantenimiento, la calefacción de leña puede ser un recurso  que te durará toda la vida. A diferencia de otro tipo de sistemas de calefacción que has de renovar porque tienen una vida útil limitada. También has de tener en cuenta que el combustible; es decir, la leña es más barato que cualquier otro tipo de energía. Respecto al mantenimiento es muy sencillo. Has de quitar los residuos producidos por la combustión tras cada uso y listo.

10 acciones que te haran ahorrar este verano

Cocinar con calefacción de leña

Uno de los atractivos más reclamados de la calefacción de leña es que puedes cocinar determinados platos y, además, están muy ricos. Por ejemplo, cebollas o carne. También la puedes usar para calentar otro tipo de alimentos. Sin mencionar la atmósfera de bienestar que se genera en el hogar al disfrutar de la belleza del fuego y del aroma de la madera. Nada es comparable a esos momentos de paz en la calma del hogar. No obstante, también hay que mencionar algunos de los inconvenientes que tiene la calefacción de leña.

Control constante

La calefacción de leña es ideal, pero tienes que estar pendiente de la combustión para evitar incendios. Además, has de tener en cuenta que no puedes tener cerca muebles y la habitación debe de estar correctamente ventilada. Has de tener una previsión sobre la compra de la leña para no pasar frío cuando se acabe. Además, también tienes que tener en cuenta que te has de ocupar de llevarla a casa. En esta línea, es bueno que busques un espacio para almacenar la leña. Es importante tenerla guardada en óptimas condiciones.

Quizás te interesa:  Los 5 accidentes en el hogar más comunes

En este contexto, hay un hecho evidente y es que la calefacción de leña no se puede mover de una estancia a otra de la casa. Has de elegir dónde la quieres instalar. Así, tienes que controlar y buscar un lugar estratégico para que el calor pueda llegar al máximo número de estancias de la casa. Asimismo, también has de tener previsto un aspecto fundamental para el mantenimiento que como ya te imaginas es la limpieza. La debes de limpiar todos los días. Este punto es clave para que este tipo de combustión funcione de acuerdo a lo que esperas. Y, naturalmente, con el fuego tienes que tener mucho cuidado si tienes niños. Es importante que los enseñes a mantenerse alejados de la fuente de calor para evitar quemaduras.

Te ayudamos a sentirte bien

El equipo de profesionales de ASSA desea que te sientas en tu hogar tan tranquilo y seguro como lo estarías delante de una chimenea de leña como la de la foto. Por ello, trabajamos para que puedas sentirte bien en tu hogar y también seguro. Ese es nuestro principal objetivo. En esta línea hemos creado nuestros seguros para el hogar porque sabemos que, como en casa, no se está en ningún sitio. Para más información no dudes en contactar con nosotros o visita nuestra página web. ¡Te esperamos! Nos encantará asesorarte sin ningún compromiso.

Artículos relacionados

Escribe tu teléfono y te llamamos nosotros

Horario de atención al cliente: de lunes a jueves de 9h a 18h y viernes de 9h a 14h